Más allá de los temores… ¡Volveremos!

A veces hay que doblegar una rodilla y replantear las cosas, refrenar el impulso y recargar la intención, Y de eso SÍ se trata. Ésta es una promesa formal: ¡Volveremos! Pronto. Antes de lo esperado. El objetivo es demasiado importante para ser vencido por obstáculos temporales. Va más allá de cada uno de nosotras y de nosotros. Guatemala lo necesita y mucho.